Implantes dentales

Un implante dental es una raíz artificial que permite sustituir uno, varios o todos los dientes perdidos o ausentes de la boca. Está fabricado con un material totalmente biocompatible como es el titanio, con lo que no produce ningún tipo de reacción, quedando completamente integrado dentro del hueso.

Antes de proceder a la colocación del implante, es fundamental realizar una planificación individualizada del caso, donde a través de las imágenes radiográficas tridimensionales que nos ofrece el TAC dental, podemos medir con precisión la anatomía y volumen óseo de la zona donde vamos a colocar el implante.

Una vez realizado el estudio, la colocación del implante es un procedimiento indoloro y rápido que se realiza bajo anestesia local. Sin embargo, en los casos donde la cantidad de hueso disponible no es suficiente, se necesitará hacer injertos de hueso previos a la colocación del implante o en la misma cirugía.

La cicatrización del implante dentro del hueso dependerá, en parte, del tipo de implante empleado. Los implantes que colocamos en la clínica Micó y Martínez, son implantes de gama alta, avalados por la literatura científica.

Pasados 2 o 3 meses de cicatrización, donde el implante y el hueso habrán formado una unidad estructural y biológica, se procederá a la restauración del implante mediante una prótesis. Cuando el caso lo permita, se podrá colocar la prótesis temporal de forma inmediata el mismo día que se coloca el implante, permitiendo así acortar considerablemente el tiempo de tratamiento.

Para garantizar el éxito del tratamiento en el tiempo, se instruirá al paciente en normas de higiene y se le aconsejará acudir a revisiones periódicas a la clínica.

¡Los implantes dentales nos permitirán masticar y sonreír tal y como lo hacíamos con nuestros dientes!