Odontopediatría

Es la rama de la odontología que se encarga de la salud buco-dental de los niños, desde la infancia hasta la adolescencia. El principal objetivo de un odontopediatra es generar un ambiente confortable para el niño y sumar experiencias dentales positivas que evitarán fobias dentales en un futuro.

La caries, es actualmente la enfermedad más frecuente en la infancia y presenta graves repercusiones en la salud general del niño. Asimismo, los niños con caries en la infancia tienen mayor riesgo de presentar nuevas caries en la dentición permanente. La odontopediatra se encarga de tratar este tipo de patologías, así como realizar sellados de los dientes sanos para prevenir futuras caries.

Otra de las patologías dentales más frecuentes en los niños son los traumatismos dentales. La frecuencia del traumatismo accidental de los dientes en los niños es muy elevada. El tratamiento puede ser múltiple, desde la eliminación del dolor protegiendo la pulpa o “nervio” del diente (protección pulpar), la extracción del nervio (pulpotomía o pulpectomía), la reconstrucción y refuerzo de la pieza dentaria mediante la restauración del diente o colocación de una corona o la reimplantación del diente avulsionado que se ha salido del hueso.

Además los odontopediatras también se encargan de detectar precozmente malos hábitos que pueden llegar a provocar mala posición de los dientes en los maxilares e informan sobre procedimientos en higiene oral para conseguir un desarrollo sano de la cavidad bucal de los niños.

Por último, debemos recordar que la Sociedad Española de Odontopediatría recomienda que la primera visita del niño al odontopediatra se realice cuando se haya completado la erupción de las 20 piezas que componen la primera dentición, entre los 2-3 años de edad.